viernes, 2 de noviembre de 2012

Zona de indulto


Lidiar toros es una fiesta de la vida y la civilidad. Desde hace miles de años ha participado en el proceso por el que se forma lo humano en cuanto tal, a través de ella la caza dejó de ser actividad metabólica para adquirir una semántica ritual, por ella, el hombre adquirió una consciencia espiritual al darle significado a la vida y a la muerte.
 
 
Es un conservador cultural de los ecosistemas y de las especies, también del humanismo, puesto que es una actividad intelectual que requiere la reflexión. Es imposible entender el pasado de nuestra civilización sin apreciar sus contribuciones. Como ceremonia o espectáculo la tauromaquia define la existencia misma: pasión y compasión, erotismo y repulsión, lo sublime y lo grotesco. El corazón de la fiesta es lo que provoca al púbico de la plaza, la comunión con el otro, ya que conmemora la conquista más valiosa que han alcanzado los humanos: el poder de vivir en sociedad.
 
 
Atacar la fiesta es una actitud que no siempre implica esfuerzo intelectual, pues atenta contra las conquistas del mundo moderno: la libertad y la democracia. Defenderla es difícil, ya que obliga a entender de historia, antropología, psicología, ética y estética. Para garantizar su existencia es tiempo de renovar sus valores pero sin olvidar su pasado, para llevarla a la zona del indulto.   


 

1 comentario:

  1. Me parece correcta la síntesis a la que se refieren de que en una corrida de toros se encuentra toda la vida. Creo que va más allá pues además de ser un espectáculo ancestral en él se encuentran la salvación (del toro) y la condenación (del toreo,no sólo su muerte, sino el fracaso). Esta condición obliga a ambos a no retroceder, uno lo hace por instinto y casta y el otro por valor y honra. Es así como se cumple la máxima de la fiesta "un paso adelante y muere el hombre, un paso atrás y muere el arte.

    ResponderEliminar

El nuevo número impreso de Gaceta Cariátide Brevedades Literarias

El nuevo número impreso de Gaceta Cariátide Brevedades Literarias
Gaceta Cariátide Brevedades Literarias Año 5 Num. 13 Otoño 2015