lunes, 26 de septiembre de 2011

Rémoras reversibles rémoras


Marcos Daniel Aguilar

En un mercado de pulgas compré por quince pesos El Aleph, ahí nació mi interés por las letras latinoamericanas. Años antes, los libros de Samuel Ramos y Octavio Paz me habían enseñado cómo un escritor podía retratar el carácter de una nación, pero entonces no me había asomado a los abismos continentales. Hace tiempo, recopilando textos sobre Borges, conocí a la escritora Lisa Block de Behar, y a la distancia y gracias a internet, me presentó la obra del montevideano Carlos Real de Azúa (1916-1977), ensayista de profunda mirada, nada conocido en México, quien analizó con acuciosidad la literatura sobre América Latina.

Real de Azúa, colaborador del histórico suplemento Marcha, realizó la titánica ensayística de interpretar la historia del pensamiento político, económico y cultural de la región en el libro Historia visible e historia esotérica -disponible en la web-. ¿Cuáles son los lastres psicológicos, cuáles las rémoras sociales productoras de ese supuesto subdesarrollo? Son preguntas contestadas por el uruguayo al escudriñar la vida independiente de estas naciones, donde imitaron diversos sistemas de vida pública, modelo europeo o estadounidense, y en donde lo relativo a lo hispánico, cristiano, precolombino, negro, indio o mestizo no podía caber más.

Con la publicación de Ariel (1900), del también oriental José Enrique Rodó, floreció otra etapa del pensamiento, dice Real de Azúa, cuando Latinoamérica comenzó a rechazar lo extranjero para asumir su pasado y forjar novedoso porvenir. En esta línea bibliográfica aparece Vasconcelos, al intentar recuperar la esencia mestiza creada en esta tierra abigarrada para comenzar un curso justo y digno. Este y otros escritores -Zea, Kush, Sábato, Jorge Volpi recientemente- han planteado la recuperación histórica de los pueblos con base en la educación y en el interés por la política, para acabar con los clichés sobre aquella América excéntrica y bárbara, y en cambio asumirse como ciudadanos del mundo para hablar con humanismo: arte de convivir con el otro.

Para Carlos Real de Azúa los malestares del pasado son reversibles. Él hizo su aportación -me parece- al develar y recopilar en sus textos las ideologías, utopías, errores, actividades formadoras de lo hispanoamericano. Éste es buen momento para conocer su obra, en tiempos del continúo diálogo de auto reconocimiento entre ciudadanos, lectores, a través de las redes sociales, en manifestaciones y espacios públicos; diálogos sobre nuevos mecanismos para tomar decisiones propias involucrando a todos sin dejar de lado la Historia. Esto para frenar, como dice Vargas Llosa, la intolerancia ignorante y la censura dictada por la trasnochada minoría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El nuevo número impreso de Gaceta Cariátide Brevedades Literarias

El nuevo número impreso de Gaceta Cariátide Brevedades Literarias
Gaceta Cariátide Brevedades Literarias Año 5 Num. 13 Otoño 2015