domingo, 30 de enero de 2011

El Naïf Siniestro Mexicano (NSM)

Pedro Sacristán

El Naïf Siniestro Mexicano (NSM) es una corriente artística que se desprende directamente del pop art estadounidense (Andy Warhol, Roy Lichtenstein y Jean-Michel Basquiat) y se mezcla con elementos del arte sacro novohispano, los códices prehispánicos y el muralismo mexicano.

Su propuesta es “preservar lo tradicional del arte mexicano en un contexto adaptado al siglo XXI”. Irreverente, irónico, directo y con toques “alebrijescos”, el NSM refleja el espíritu del hombre moderno. Es una manifestación de emociones, deseos y temores que convergen en un punto entre la ternura y la malicia, lo crudo y lo humorístico, la búsqueda de la felicidad y del amor verdadero. En palabras de su creador, el artista mexicano Edwin Daniel (Tepic, 1981- Ciudad de México, 2008), quien dijo que a través del Naïf Siniestro Mexicano “voy a encontrar un punto entre lo bello y lo inocente, pero también lo oscuro y siniestro del arte mexicano”. (Edwin Daniel en entrevista para el programa televisivo Animal Nocturno, 2007).

El día de muertos es una de las fuentes principales de la que bebe el NSM y se halla presente de manera constante en la obra. La influencia del cómic es indudable (algunas reminiscencias del cómic estadounidense de la primera mitad del siglo XX e incluso algunos autores de manga de este tiempo). Y también encuentra su inspiración en el trabajo de los artistas japoneses Takashi Murakami, Osamu Tezuka y Yoshitaka Amano.

Entre las características principales del Naïf Siniestro Mexicano se encuentra un profundo sentido alegórico, la riqueza de su colorido y su muy particular iconografía; por ejemplo en la serie de Los Gusanos, de la cual Edwin Daniel mencionó en Vinilo, en el año 2007, que “cuando uno muere los gusanos sólo se llevan el alma al cielo, porque son la forma que adoptan los ángeles para llevar el espíritu hacia el siguiente nivel”.

Sus colores son vibrantes, puros y contrastados, los planos de color se superponen para crear un intenso ruido visual y las figuras son hechas en trazo caligráfico. "El trabajo lleno de color es atractivo para el público, le da más vida a la obra, refleja el colorido y la vida en México" (Animal Nocturno, 2006).

Para este artista pop internacional, los elementos esenciales del NSM son el colorido, el mensaje y la fuerza creativa. Entre las piezas más representativas del género destacan “El Rapto”, “El Jardín Felino de las Delicias”, “Los Sentimientos”, la serie de serigrafías Horacio Franco by Edwin Daniel y Las Máscaras del Hombre.

2 comentarios:

  1. En el territorio que hoy se llama México, e incluso más allá de sus fronteras, el colorido ha sido, y creo será siempre, fundamental en su expresión pictórica. Lo que se hereda no se hurta.

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón, la paleta del artista siempre se ve afectada por el clima y la luz de la región, los pintores de México y de Sudamérica tienen una preferencia instintiva por los colores cálidos; en el caso de Edwin Daniel es evidente la influencia del arte huichol, tanto en el colorido como el impacto visual que genera el choque de los colores por contraste.
    Saludos.

    ResponderEliminar

El nuevo número impreso de Gaceta Cariátide Brevedades Literarias

El nuevo número impreso de Gaceta Cariátide Brevedades Literarias
Gaceta Cariátide Brevedades Literarias Año 5 Num. 13 Otoño 2015